top of page
  • Foto del escritorHogar Emaús

Día de muertos: un día para estar cerca de quienes ya partieron

El Día de Muertos es una invitación a las almas de nuestros difuntos a visitarnos y estar cerca, es una fecha para celebrar la vida y la oportunidad para valorar los pequeños momentos junto a nuestros familiares y amigos.

 

El Día de muertos es, sin dudas, una de las fechas más importantes dentro de la cultura mexicana; es el momento ideal para el encuentro de dos mundos, para recordar y estar cerca de aquellos seres queridos que ya partieron. Se trata de una celebración a la vida de nuestros familiares y amigos fallecidos, donde recordamos experiencias que pasaron con nosotros, sus comidas y bebidas favoritas; es una invitación a las almas de nuestros difuntos a visitarnos y estar cerca.


A lo largo de la historia, el culto a los muertos se ha manifestado en diferentes culturas; a través de la visión e iconografía sobre la muerte, se ha buscado encontrarle un sentido a la vida y a la muerte. En México tienen un tinte especial, debido a sus características como el sentido solemne, festivo y religioso que se le ha dado a este culto; la diversidad de visiones relacionadas con la vida y la muerte nos otorgan riqueza y representan una herencia cultural que conforma parte de nuestra identidad.


Debido a la importancia que cobra esta fecha, a partir del 7 de noviembre de 2003, la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) incluyó la festividad dedicada a los muertos en México, a la lista del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, con el objetivo de crear conciencia sobre su valor y prevalencia.


Esta fiesta dedicada a Todos los Santos y los Fieles Difuntos, es la oportunidad ideal para que surjan diferentes expresiones artísticas y culturales; el altar es uno de los elementos fundamentales y una representación iconoplástica de la visión de todo un pueblo sobre la muerte; los deudos tienen la creencia de que el espíritu de sus difuntos regresa del mundo de los muertos para convivir con la familia, y así consolarlos por su partida, de ahí que las ofrendas contengan elementos que en vida gozaba la persona a la que se le dedica la ofrenda.


Entre los elementos más representativos de los altares de muerto destacan, las imágenes de los difuntos, una cruz de sal o de ceniza, el copal o incienso, mantel blanco, un arco, papel picado, velas, flores, agua, calaveras, el pan de muerto y, por supuesto, las comidas, bebidas y objetos preferidos de los difuntos. Cada uno de los elementos tiene un significado especial, encaminado a acompañar y guiar a los espíritus, iluminar y purificar su camino desde el mundo de los muertos hasta nuestro mundo terrenal para convivir con nosotros este día.


En Hogar Emaús, recibimos a cientos de personas que, debido a necesidades médicas tienen que llegar hasta nuestro hogar, ellos nos tocan el corazón y nos enseñan día con día parte del significado de la vida, nos ayudan a ser más agradecidos y valorar cada momento en este mundo. Lamentablemente, algunos de nuestros huéspedes han perdido la batalla ante sus enfermedades, por eso, este día tan importante, nos unimos a la pena de sus familiares y les dedicamos un pequeño pero significativo altar, con el fin de recordarlos y alzar una oración en su nombre.


Este año, dedicamos nuestros altares al Señor José Manuel Rico (+ 15 de enero de 2021) y a José Daniel Silva (+ 20 de marzo de 2021), un par de huéspedes muy especiales para nuestra fundación que lucharon con fuerza ante la adversidad de encontrarse enfermos, esperamos que encuentren el descanso eterno.




96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page